Viviendo sin fronteras.

Ha sido un año intenso, ya cumplimos un año desde que nos mudamos de país. En resume, los niños de han adaptado muy bien al cambio cultural, de clima, de idioma, y acostumbrarse a vivir más solitarios de amigos homeschoolers y más rodeados de familia. A nosotros por otro lado, como padres nos ha tocado quizás más intenso a simple vista quizás porque sómos más viejos, menos flexibles y hemos vividos más historias.

Para todo esto no ha existido fórmula mágica, ha sido un año de muchos conflictos entre nosotros, muchos ajustes con el medio, la familia, y la cultura. Hemo aprendido todo una infinidad, conocido mucha gente nueva, enriquecedora. Nos hemos tenido que acostumbrar a vivir en el campo, con menos tecnología especialmente internet y todo lo que implica un ambiente diferente a lo antes vivido.

Extrañamos infinitamente a grandes amigos que fueron nuestra familia por tanto años, que nos cobijaron como aquel que abriga al familiar más cercano. Hemos todos sido muy afortunados en esta  vida de contar con grandes amistades de esas que a uno lo llenan en tantos momentos lindos, por eso duele no poder estar más cerca.

La gracia es ahora tener a la familia y nuevos amigos que van ocupando nuevos lugares en nuestros corazones y es ahí cuando el circulo se expande. Veo a mis hij@s tan ausentes de fronteras que me llena el corazón ver con la naturalidad que ven que sus circulos se expanden. Que les sea natural que su mundo no se limite  a lo que conocen, Que esto que stoy viviendo e lindo y maravillosos, pero a lo mejor al lado hay otra realidad diferente que puede ser igualmente cautivante y enriquecedora,

De esto se trata en esencia el Unschooling. De acorger los momentos y las vivencias sin perder la perspectiva que siempre hay algo más que agregar y descubrir.

Receta de Liquido Limpiador Multiuso

 

Hace ya varios años que no ocupamos productos convencionales (comprados) tóxicos para la limpieza de nuestro hogar.

 Nuestras razones en pocas palabras: NO  queremos veneno en nuestra casa, menos para nuestros niños y más encima tener que pagar precios excesivos de productos que son dañinos, venenosos, tóxicos y que nadie nunca ha comprobado que sean medianamente seguros ni para los humanos, ni para las mascotas. Además ya estamos suficientemente contaminados por el aire que respiramos y que no podemos evitar, para más encima agregar más toxicidad a nuestros cuerpos.

Liquido Limpiador Multiuso

(Receta Básica)

1 Taza de Vinagre Blanco  (del más simple y barato)

1 Taza de Agua Caliente (no hirviendo)

1 Cucharada Grande de Sal Suds de Dr. Bronner’s (de preferencia)  o algún Liquido Lavaloza No Tóxico

3 o 4 Gotas de Aceite de árbol de Té

Mezclar todo en un recipiente de vidrio (no plástico), esperar que se enfríe y traspasarlo a una botella rociadora.

Receta con  Aromas Cítricos

*Para quienes les desagrada mucho el olor a vinagre. Replazar el viangre con la siguiente solución:

Previamente a preparar la Receta Básica de Líquido Limpiador Multiuso, se va  llenando en un frasco de vidrio con las cáscaras de Naranjas, Limones y/o Mandarina y se rellena con Vinagre Blanco dejar macerar a  temperatura ambiente por lo menos unos 10 días. El resultado después de colar,va a ser líquido levemente aceitoso con un fuerte olor y color  dependiendo del cítrico que hemos elegido.

Ahora podemos mezclarlo con la Receta Básica.

Fiesta de Cumpleaños Sustentable

Mi niña ya cumplió seis añitos. Como ya les contaba el otro día no soy muy fanática de tantas celebraciones porque sí. Pero a mi hija le hacía mucha ilusión una fiesta de cumpleaños, porque recuerda con mucha alegría las anteriores. Y este año le hicimos una fiesta grande con más de 40 invitados entre padres e hijos. Una pareja de amigos nos prestaron la casa nuevamente para hacer la fiesta ya que yo no tengo patio. Los niños adoran jugar y correr libremente en un patio grande.

 Originalmente en nuestras fiestas para los niños le pedimos a los invitados no traer regalos por varias razones:

*Nos gusta que los niños disfrute de la expectación de la fiesta y el encuentro con sus amigos, tíos postizos y toda la gente que los quiere y los acompaña durante el año. Los regalos desvían este momentos y los hacen estar ansioso  a la espera de recibir algo material.  A todos nos gusta ser regalados, pero nos gusta que estas ocasiones se centre la atención más que nada en la compañía de la personas que en las cosas. A pesar de todo esto, este año no batallé, así que no puse acotación alguna en la invitación que envié por Internet, a ver que pasaba.

* Nuestros niños tienen la suerte de recibir muchos regalos en días cualquieras, poseen una cantidad increíble de juguetes y toda clases de libres, y cosas para entretenerse. Así, que al contrario cada ciertos meses hacemos limpieza de juguetes y otros varios, los rotamos, regalamos, donamos y botamos, porque sino no tendríamos donde dormir. Y eso que no aceptamos juguetes plásticos ni con figuras comerciales.

El resultado de este año es que casi no recibió casi nada de juguetes tóxicos, casi todo fue cosas educativa y de madera o hecho a mano por las propias mamás, incluso las tarjetas de felicitaciones las hicieron los propios amiguitos de cartulinas, casi nadie envolvió los regalos, así que no tanta basura, e incluso una amiga, consiguió una casa de muñeca de madera de segunda mano. Yo quedé muy contenta.

 Para los invitados preparamos casi todas las comidas orgánicas, desde el principio, sin procesar. Algunos invitados trajeron algunos platos para compartir y otra amiga mandó a hacer la torta de Lúcuma… mmmmmmmmm, ..yummmmyyyyyyyy!. Los niños comieron Completos (Hot Dogs) con  mayonesa casera, paltas (aguacates), y tomates picados.  Servimos pinchos de frutas surtidas con una salsa de chocolate cruda que hice para untar la fruta. También preparé Humus, Guacamole con verduras crudas para picar.  El jugo para los niños no llegó muy tarde así que principalmente los niños tomaron agua helada con rodajas de limón en vaso reusables o de vidrio. Lo mismo hicimos con los platos, utilicé los mismos platos de casa, con manteles de tela, y servilletas de tela.

De entretención para los niños, mi marido hizo unos zancos de madera para cada niño. Una amiga se ofreció a pintarle la cara a los niños, y la dueña de casa se disfrazó de payasita. Los niños realmente los pasaron muy bien, jugaron y corrieron sobre el pasto mojado.

En vez de bolsitas de regalo, cada niño se llevó a casa un par de Zancos y una Zampoña pequeñita.

Al final todos comimos sano, los niños lo pasaron divino y sólo botamos media bolsa de basura….

No tengo fotos todavía, porque no tuve tiempo de tomar fotos, pero mis amigas me harán llegar algunas en los próximos días.

A %d blogueros les gusta esto: