¿Que a los Educados en Casa les falta calle?

Por Isa Salazar hs PIC2

Una de las críticas que algunas familias que educan desde casa (Homeschooler/Unschoolers) es que los niños viven en un ambiente social amable. Para este argumento de que a los niños criados fuera del sistema escolar “les falta calle.”

Aquí mis razones por la que no estoy de acuerdo:

·         No estoy de acuerdo, que por la malas los seres humanos aprendemos, que aprendemos a través de un mal trato. Donde hay alguien sobre mí, que puede a su beneplácito ponerme un pie encima, porque simplemente le da la gana. Que la manera de sobrevivir esta situación es hacerte más fuerte y uno ponerse así mismo sobre otros.  Es decir, pasar de ser abusado a ser abusador- Después se pregunta la gente, ¿de donde viene el origen de la violencia y las guerras?….Mmmmm?

·         Segundo,un aula o sala de clase a La Calle no se parece en nada, me explico: En la calle, incluso en los barrios más peligrosos, las personas tienen la libertad de simplemente y físicamente retirarse del lugar, cosa que en recinto escolar esto no es posible. Y vamos de nuevo, les guste o no, cuando el alumn@ entra en un recinto educacional los padres literalmente lo entregan “en custodia” (ojo que no legalmente), el individuo (niño) no puede retirarse del lugar cuando se le plazca, y salirse de una situación incómoda o en el peor caso de abuso (bullying). Por lo tanto, a mi parecer, no es real que sea un entrenamiento para la vida adulta. En los recintos, por ejemplo, los “compañeritos” unos les pegan a los otros, se ofenden brutalmente física y verbalmente. Cosas, que usted, no le aceptaría por ningún motivo, que no es aceptable en un lugar de trabajo… imagínense por ejemplo, que para darle “una lección” , y para que usted sea mejor trabajador, su jefe manda al resto de sus compañeros de trabajo, a que le den una paliza, para que “aprenda”.. ¿Acaso, los menores por ser de  menor tamaño y peso, son menos ciudadanos o humanos menos respetables?.

·         Volvemos al punto de que una sala de clases, se da una situación irreproducible en la realidad diaria en sociedad. Con grupo de individuos con el único punto en común es el año en que nacieron y estrato socioeconómico de los padres.  Aquí,  hay mucho escrito por otros padres y escritores Homeschoolers. Mi simple conclusión, la situación social de la sala de clase, no prepara eficientemente para la dinámica social al individuo en su vida adulta.

·         Los niños que se educan desde la familia, lo hacen de la seguridad, la confianza, el apoyo y el amor de sus padres. Desde ahí los padres, generalmente no interfieren, pero si están a disposición, si es que el niño necesita ser “rescatado” y salirse de una situación de peligro. Los padres a su vez, tratarán de entregar y transmitir a sus hijos herramientas comunicacionales, emocionales y sociales.

·         Así mismo, las madres y padres y los educados desde el hogar, están expuestos a situaciones sociales más variadas en su diario vivir que sus pares escolarizados, ya que ellos participan de las dinámicas sociales de padres, familiares y otros grupos sociales, debido a que es una convivencia constante.

Anuncios

Viviendo sin fronteras.

Ha sido un año intenso, ya cumplimos un año desde que nos mudamos de país. En resume, los niños de han adaptado muy bien al cambio cultural, de clima, de idioma, y acostumbrarse a vivir más solitarios de amigos homeschoolers y más rodeados de familia. A nosotros por otro lado, como padres nos ha tocado quizás más intenso a simple vista quizás porque sómos más viejos, menos flexibles y hemos vividos más historias.

Para todo esto no ha existido fórmula mágica, ha sido un año de muchos conflictos entre nosotros, muchos ajustes con el medio, la familia, y la cultura. Hemo aprendido todo una infinidad, conocido mucha gente nueva, enriquecedora. Nos hemos tenido que acostumbrar a vivir en el campo, con menos tecnología especialmente internet y todo lo que implica un ambiente diferente a lo antes vivido.

Extrañamos infinitamente a grandes amigos que fueron nuestra familia por tanto años, que nos cobijaron como aquel que abriga al familiar más cercano. Hemos todos sido muy afortunados en esta  vida de contar con grandes amistades de esas que a uno lo llenan en tantos momentos lindos, por eso duele no poder estar más cerca.

La gracia es ahora tener a la familia y nuevos amigos que van ocupando nuevos lugares en nuestros corazones y es ahí cuando el circulo se expande. Veo a mis hij@s tan ausentes de fronteras que me llena el corazón ver con la naturalidad que ven que sus circulos se expanden. Que les sea natural que su mundo no se limite  a lo que conocen, Que esto que stoy viviendo e lindo y maravillosos, pero a lo mejor al lado hay otra realidad diferente que puede ser igualmente cautivante y enriquecedora,

De esto se trata en esencia el Unschooling. De acorger los momentos y las vivencias sin perder la perspectiva que siempre hay algo más que agregar y descubrir.

Mi presentación hablando de Unschooling en la 4ta. Reunión Homeschooling Chile

Video Caption

Auto-regulación un ejercicio de confianza

AutoregulaciónLos bebés y los niños están constante crecimiento y cambio. Cuando llegué al mundo y las ideas de la Crianza con Apego, una de las teorias que  me cautivó es la como seres tenemos la capacidad de auto regularnos, desde lo que comemos, cuanto comemos, el dormir,el jugar, el reconocer las señales de nuestros propios cuerpos, e  incluso la auto regulación para aprender.

Como soy muy simplista, sintetizo la idea como que todos podemos aprender a auto regularnos de manera positiva en la medida que contemos con un ambiente enriquecedor y positivo hacia nosotros.

Recientemente nos hemos cambiado de país y por lo tanto de costumbres, idioma, ubicación geográfica, clima, personas, ambiente, las comidas, las bromas, la manera de comunicarse, los hemisferios, etc, etc, etc.Sin embargo, es increible como los niños se han adaptado porque conocen sus propios cuerpos y se manejan increible en la auto-regulación. Lo único que me queda por pensar es que los modos conductictas de que hay que establecer reglas para comer, dormir y aprender, porque sino lo niños son un desastre, es una tremenda  mentira. Al final, comeremos porque cada cierto intervalo de horas nos da hambre, y mirén que coincidencias que es justo la hora del almuerzo. Mis hijos duermen de noche igual que el resto de los mortales.Y durante el día cual niños sanos tienen necesidades de moverse, saltar y aprender.

La anormalidad

Entiéndase, salirse o estar fuera de la norma.

Más o menos así podría calificar muchas cosas que vivimos, que hacemos y que somos al fin y al cabo. No me asusta el termino para nada. Digamos que nos hemos reconocido en nuestro estado normal como “diferentes, extraños, poco comunes, alternativos, medios hippies, medios happies..o lo que sea”..

Hace algún tiempo, mi amiga muy querida “C” me preguntó que desde cuando había empezado a tener toda esta revolución de ideas. Yo creo que como muchas cosas, son procesos casi invisibles, que tienen un punto en que se desencadenan. En mi caso, creo que fue cuando empecé a vivir la  maternidad con mi hija.  Le contaba a mi amiga “C” que de repente las cosas me empezaron a sonar diferente, y le puse el ejemplo de lavamanos.  Donde había ocasiones en que notaba que se utilizaba la lógica de realizar un producto en este caso un lavamanos, pero los fabricantes lo diseñaba bajo la lógica del bienestar del plomero y no del usuario. Bajo esta lógica  los lavamanos, tendría las cañerías(plomería) a la altura del tronco, por  lo tanto  el lavamanos en cuestión, estaría patas para arriba, haciendo imposible para el usuario lavarse las  manos, sin quedar mojado entero y con una gran poza. Todo para que el plomero no pasase trabajo, ni le doliera en las contadas ocasiones en que tuviera que venir a repararlo. Pensaba en la queja de mi suegra que es de estatura mediana a baja y la primera vez que vino a visitarnos, recién se percató que los lavamanos y lavaplatos en Chile son para personas mucho más baja. Pensé,¿ por qué a nadie en todos estos años se les había ocurrido subirlos unos cuantos centímetros?. ¿Por qué no están diseñados pensando en el usuario?. Después me contaba mi marido que es de gran estatura, usaba poner una silla, abrir las puertas debajo del lavaplatos para colocar las rodillas y poder lavar los platos. Después me contó que cuando estaban construyendo la casa de sus papás, le tocó “pelear” con el plomero para que subiera una buena cantidad de centímetros la ducha.  El plomero no le calzaba la razón de que el agua  de la ducha normal le llegaba a mi marido un poco más arriba de la cintura.

Así podría seguir con ejemplos y ejemplo. Si se pone a mirar alrededor, le aseguro que se va a encontrar con infinitos ejemplos en la vida cotidiana.

Nos tocó en otra ocasión, que mi hija de pegó en la cabeza y la llevamos a emergencia en el Hospital a modo de precaución. Ella había vomitado en recepción cuando estábamos entregando los datos. Una vez que nos estaban atendiendo le iban a dar y una inyección para el vómito. Mi marido preguntó cual era la razón, nadie le pudo contestara elocuentemente. El pensó que el vómito es un síntoma, una señal que envía el cuerpo y bloqueamos la señal entonces es más difícil  leer lo que realmente le estaba pasando a nuestra niña. Menos mal, fue sólo un susto, pero agradecí enormemente que mi marido se cuestionara.

A estas alturas tratamos de hacer el ejercicio de preguntamos el ¿ Por Qué?. Es increible como cuando uno se cuestiona las cosas que vivimos día a día, el rompecabeza de la vida toman formas ante no imaginadas y por supuesto la normalidad se esfuma.

“No nos entregan una educación adecuada, nos enseñan a ser buenos productores…” Jose Luis Sampedro

Fiesta de Cumpleaños Sustentable

Mi niña ya cumplió seis añitos. Como ya les contaba el otro día no soy muy fanática de tantas celebraciones porque sí. Pero a mi hija le hacía mucha ilusión una fiesta de cumpleaños, porque recuerda con mucha alegría las anteriores. Y este año le hicimos una fiesta grande con más de 40 invitados entre padres e hijos. Una pareja de amigos nos prestaron la casa nuevamente para hacer la fiesta ya que yo no tengo patio. Los niños adoran jugar y correr libremente en un patio grande.

 Originalmente en nuestras fiestas para los niños le pedimos a los invitados no traer regalos por varias razones:

*Nos gusta que los niños disfrute de la expectación de la fiesta y el encuentro con sus amigos, tíos postizos y toda la gente que los quiere y los acompaña durante el año. Los regalos desvían este momentos y los hacen estar ansioso  a la espera de recibir algo material.  A todos nos gusta ser regalados, pero nos gusta que estas ocasiones se centre la atención más que nada en la compañía de la personas que en las cosas. A pesar de todo esto, este año no batallé, así que no puse acotación alguna en la invitación que envié por Internet, a ver que pasaba.

* Nuestros niños tienen la suerte de recibir muchos regalos en días cualquieras, poseen una cantidad increíble de juguetes y toda clases de libres, y cosas para entretenerse. Así, que al contrario cada ciertos meses hacemos limpieza de juguetes y otros varios, los rotamos, regalamos, donamos y botamos, porque sino no tendríamos donde dormir. Y eso que no aceptamos juguetes plásticos ni con figuras comerciales.

El resultado de este año es que casi no recibió casi nada de juguetes tóxicos, casi todo fue cosas educativa y de madera o hecho a mano por las propias mamás, incluso las tarjetas de felicitaciones las hicieron los propios amiguitos de cartulinas, casi nadie envolvió los regalos, así que no tanta basura, e incluso una amiga, consiguió una casa de muñeca de madera de segunda mano. Yo quedé muy contenta.

 Para los invitados preparamos casi todas las comidas orgánicas, desde el principio, sin procesar. Algunos invitados trajeron algunos platos para compartir y otra amiga mandó a hacer la torta de Lúcuma… mmmmmmmmm, ..yummmmyyyyyyyy!. Los niños comieron Completos (Hot Dogs) con  mayonesa casera, paltas (aguacates), y tomates picados.  Servimos pinchos de frutas surtidas con una salsa de chocolate cruda que hice para untar la fruta. También preparé Humus, Guacamole con verduras crudas para picar.  El jugo para los niños no llegó muy tarde así que principalmente los niños tomaron agua helada con rodajas de limón en vaso reusables o de vidrio. Lo mismo hicimos con los platos, utilicé los mismos platos de casa, con manteles de tela, y servilletas de tela.

De entretención para los niños, mi marido hizo unos zancos de madera para cada niño. Una amiga se ofreció a pintarle la cara a los niños, y la dueña de casa se disfrazó de payasita. Los niños realmente los pasaron muy bien, jugaron y corrieron sobre el pasto mojado.

En vez de bolsitas de regalo, cada niño se llevó a casa un par de Zancos y una Zampoña pequeñita.

Al final todos comimos sano, los niños lo pasaron divino y sólo botamos media bolsa de basura….

No tengo fotos todavía, porque no tuve tiempo de tomar fotos, pero mis amigas me harán llegar algunas en los próximos días.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: