Educación Casera

Este es un tema que me apasiona, y es especialmente  fascinante porque estamos recién empezando.

La educación en casa, cómo muchos la suelen llamar es una opción no tan habitual, pero supongo que a estas alturas a los que nos conocen y están en contacto con nosotros nos les ha de extrañar demasiado. Supongo que llegamos a tomar la decisión de no educar a nuestros hijos en el sistema escolar como consecuencia natural de una serie de decisiones y experiencias que nos han pasado desde que dejamos la soltería de hijos.

Ahora viene la pregunta habitual…¿Porqué?, y porque yo soy curiosa, me pregunto ¿ Por qué no?. Hay muchos caminos para llegar a  Roma. He ahí cuando uno se cuestiona, empieza a darse cuenta que existen muchos caminos. Es como decidir comprar o arrendar una casa, estamos convencidos o damos por sentado que existe una sola casa disponible, cuando la realidad es bien distinta. Existen muchas maneras de aprender, quizás existen tantas diferentes de aprender como de individuos, y tantas maneras de “educar” como familias y/o situaciones existen. Somos todos diferentes y en la variedad está el gusto.

 Después llegamos a un cuestionamiento intenso de como darle la educación que estábamos deseando para nuestra pequeña, y definitivamente no era nuestra opción la escuela pública. ¿Razones? ….muchas, desde los horarios, los programas, la flexibilidad, el interés por el alumno, el respeto por los tiempos propios, la alimentación, algunas conductas entre los niños, …no sigo, porque en realidad, a estas alturas, no creo que haya mucho que nos pueda cautivar allí. Por eso buscamos primeramente la opción en la  Educación Waldorf, que son colegios privados. La verdad que Vicenta se desenvolvió muy bien allí,  en una clase de cinco niños, aparte que por las características de mi beba, en realidad no es muy difícil…orgullo de madre!!. Pero había algunos aspectos en la filosofía antropósófica que no lograbamos coincidir. Después la parte financiera, y el estrés que con ello llevaba. De nuevo el  cuestionamiento. Ningún colegio/escuela iba a llenar todas nuestras expectativas. Necesitamos algo hecho a la medida. Esa idea nos abofeteó en la cara. Decidimos tratar educarlos nosotros mismos y esos nos dio un gran alivio. Nos ha abierto la puerta a un mundo que no teníamos idea que existía y estamos cada día más cautivados.

Inmediatamente busqué un grupo en mi área, dieciocho horas más tarde estaba con mis bebos en un inmenso parque rodeado de más o menos de unas cincuenta familias con niños de todas las edades, de todos los colores y gustos. Familias reales, normales, sin 4 ojos, gente muy amable… !Santa sorpresa!!… y ¿donde estaba toda esta gente metida?…alivio si hacíamos Homeschooling no íbamos a estar solos, y así ha sido. Quizás era lo que más me preocupaba, no aislarnos.

 Ya ha pasado justo un año desde esta decisión y hemos aprendido y ganado mucho.

¿Qué he aprendido hasta ahora de la experiencia? 

* Que podemos optar.

* Que la una de las cosas más valiosas de la  Educación Casera es que les compramos tiempo a nuestros niños y les damos libertad de aprender a su propio ritmo.

* Que los todos nacemos con las capacidades de aprender y que debe ser placentero.

* Que no todo el mundo aprende al mismo ritmo, ni de la misma manera. Que cada niño tiene tiempos fisiológicos e intelectuales distintos que son sumamente importantes,  donde cada cual debe  darse el tiempo de escucharse para desarrollarse en la máxima extensión de sus deseos y posibilidades.

* Que me suena muy extraño la “socialización” del sistema escolar donde los niños están obligados a compartir día tras día con un  determinado y limitado grupo de niños de una misma edad y sin ningún tema en más en común… Realmente eso no pasa en ningún otro lugar en la vida real, no pasa en los lugares de trabajo, ni siquiera en las universidades.

* Que los niños para aprender no necesitan grandes establecimientos educacionales con grandes murallas, lo que necesitan es ambientes ricos en cultura, conocimientos, libertad y espacios para expresarse y crecer, libertad para crear y ser creativos y eso no se puede limitar a horarios y a marcos específicos.

 * Que educando desde casa es muy eficiente, que los niños “avanzan” rapidísimo. Que no hay presiones de exámenes, que se aprende por el placer de aprender, de hacer suyo un conocimiento, y como ese conocimiento toma utilidad en la vida y le vamos dando las formas y los caminos que queramos.. No se aprende para ganar una nota, para después caer en el olvido.

 * Que se puede aprender en todos lados y de cualquier cosa. Y más ahora con acceso a Internet los conocimientos están al alcance del teclado.

Y lo más importantes que calza con nosotros con nuestra familias y que estamos felices, y sin algo no calza, está en nosotros mejorarlo. No tenemos que esperar a cambiar de colegio, profesor, cambios en el sistema escolar… Sinceramente, nuestros hijos no pueden esperar y el día que se fue ya pasó y no vuelve más.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. educandoencasa
    Sep 28, 2010 @ 02:54:05

    Creo que una de las maravillas de intentarlo en USA es salir al parque y encontrarte con otros que también practican educación casera.

    Responder

  2. educandoencasa
    Sep 28, 2010 @ 14:22:04

    Isa, tal vez te interese participar en el Carnaval de HS. Aquí puedes ver el tema del próximo carnaval:
    http://fishtobirds.blogspot.com/2010/09/somos-anti-escuela-tema-para-el.html
    Aquí puedes ver los temas anteriores: http://homeschooling.tarkuskids.com/carnaval-de-blogs

    Cariños

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: